Comparte estos tres mensajes importantes

La pandemia de COVID-19 sigue amenazando la vida de potenciales pacientes de enfermedades cardíacas y muchas personas tardan en buscar ayuda médica cuando experimentan síntomas cardíacos y siguen teniendo miedo de acudir a sus citas o al hospital. Estos retrasos en la búsqueda de ayuda y en el inicio de los tratamientos pueden poner en peligro su vida.

Con el objetivo de salvar vidas, reducir la discapacidad, aumentar la concienciación e impulsar a la acción, el Global Heart Hub ha lanzado una nueva campaña internacional de respuesta al COVID dirigida por los pacientes, con tres mensajes principales:

  • Si el corazón te lo dice, #Vealmedico
  • Cuando el corazón te llama, #Escuchalo
  • No dejes que sea tarde, #Actua

Sobre esta campaña

La campaña de respuesta al COVID dirigida por los pacientes es una colaboración internacional entre organizaciones de pacientes cardíacos, cuyo objetivo principal es salvar vidas.

Las Sociedades Clínicas Nacionales y las Organizaciones Internacionales como la Federación Mundial del Corazón, la Sociedad Internacional de Aterosclerosis (IAS), FH Europe, y otras, se han unido para compartir estos importantes mensajes: «Ve al Médico», «Escúchalo» y «Actúa».

La campaña ha sido respaldada por:

Únete a la campaña

Animamos a los afiliados de Aepovac y a las organizaciones de pacientes cardíacos de todo el mundo a que compartan estos mensajes.

 

Descargue más información en la nota de prensa.

¿Por qué es tan importante esta campaña?

Si está sufriendo una urgencia cardíaca o un ictus,
este no es el momento de quedarse en casa.

Cuando el corazón te lo advierte….¡ve al médico!
#VeAlMédico (#JUSTGO)

  • Una de las consecuencias no deseadas de COVID-19 es que las personas que sufren infartos cardíacos e ictus, retrasan la ayuda médica, lo que conlleva peores resultados. Las víctimas de ataques cardíacos y derrames cerebrales en todo el mundo evitan los hospitales, presentándose demasiado tarde para beneficiarse de un tratamiento que les salve la vida, además, las personas con afecciones cardíacas conocidas que experimentan síntomas nuevos o que empeoran, retrasan la búsqueda de atención médica por temor a contraer COVID-19.
  • Este retraso en la toma de medidas ha tenido como peores resultados, que van desde la pérdida innecesaria de vidas hasta el hecho de que las personas se queden con una discapacidad, con afecciones cardíacas crónicas y con una peor calidad de vida.
  • En todo el mundo, los médicos están informando de que quienes se demoran en buscar ayuda médica están en una condición mucho peor cuando finalmente llegan al hospital, a menudo demasiado tarde para beneficiarse de los tratamientos que normalmente están disponibles para salvar vidas.
  • El consejo médico siempre ha sido actuar rápidamente cuando se trata de síntomas de un ataque al corazón o un derrame cerebral. «El tiempo es músculo» – cuanto más tiempo se espera con un ataque al corazón, más daño se produce en el músculo cardíaco. Lo mismo se aplica en el caso de un derrame cerebral.
  • El mensaje es simple y claro: Si tiene dolor en el pecho u otros síntomas similares de un ataque al corazón, como dolor de garganta, cuello, espalda, estómago u hombros que dure más de 15 minutos, debe llamar a una ambulancia.
  • Igualmente, si vive con una enfermedad cardíaca como la insuficiencia cardíaca o una valvulopatías y experimenta nuevos síntomas, o un empeoramiento de los mismos, debe ponerse en contacto con su médico o acudir a un hospital lo antes posible.
  • La campaña #VealMédico (#JustGo) espera tranquilizar a toda la población de que el riesgo de infección por coronavirus en el hospital se ha reducido al mínimo para los pacientes que ingresan con ataques cardíacos o accidentes cerebrovasculares. La campaña también recuerda al público que el riesgo de morir por un ataque cardíaco no tratado es 10 veces mayor que el de morir por COVID-19.

Comparte las señales y los síntomas y cuándo #VeAlMédico (#JustGo)

ATAQUE AL CORAZÓN

Los típicos síntomas incluyen:
Dolor en el pecho, opresión o molestias que aparecen con el esfuerzo físico o la angustia emocional y que se alivian con el descanso. A veces esta molestia torácica de esfuerzo o emocional puede extenderse al brazo izquierdo o a la zona de la mandíbula. Si un ataque cardíaco es grave, estos síntomas pueden persistir cuando se descansa. Puede sentirse mareado (aturdido), con náuseas y sudor o con falta de aliento. Estos síntomas pueden no ser tan obvios si usted es mujer o tiene diabetes.

ICTUS

Los típicos síntomas incluyen:
Pérdida repentina del habla, la visión, la capacidad de caminar o el poder en las manos o las piernas. No hay señales de advertencia: pérdida repentina de la capacidad de hacer algo que normalmente se puede hacer Debilidad repentina de la cara, los brazos o las piernas Caída de un lado de la cara Confusión repentina o problemas para hablar o entender a los demás.
Pérdida repentina de la visión en la mitad del campo visual Problemas repentinos para caminar, mareos o pérdida de equilibrio o coordinación.

INSUFICIENCIA CARDÍACA

Los típicos síntomas incluyen:
Falta de aliento con el esfuerzo que no se corresponde con su estado físico normal, generalmente asociado con la hinchazón de los pies y los tobillos o la hinchazón abdominal y la reducción del apetito, debido a la retención de líquidos. Falta de aliento al estar acostado en la cama que se alivia al sentarse. Aumento de peso en un corto período de tiempo (>2 kg en 2 días).

VALVULOPATÍA CARDÍACA

Los síntomas típicos, especialmente en los mayores de 65 años de edad, incluyen:
La falta de aliento o el mareo con el esfuerzo que no se corresponde con su estado físico normal, también puede ir acompañada de síntomas de ataque cardíaco o insuficiencia cardíaca (como se ha descrito anteriormente).

HIPERCOLESTEROLEMIA FAMILIAR

Síntomas por los que preocuparse:
Todos los síntomas anteriores en una persona menor de 55 años a la que se le ha diagnosticado HF, a un miembro de su familia se le ha diagnosticado HF o a varios otros miembros de la familia con antecedentes de enfermedad cardíaca o accidente cerebrovascular.

Apoyado por

Copyright © 2021 AEPOVAC. Todos los derechos reservados.